Tú estás aquí
Home > Internacional > Lo que hace falta para confirmar la existencia de vida en los nuevos planetas

Lo que hace falta para confirmar la existencia de vida en los nuevos planetas

El anuncio realizado por la Nasa sobre el descubrimiento de un nuevo sistema estelar con siete planetas en total ha generado expectativas alrededor del mundo. La información entregada señala que tres de los siete planetas estarían ubicados en lo que se denomina como “zona habitable”. Esto significa que dentro de esa zona podría haber agua líquida, factor que contribuiría a la existencia de organismos.

¿Qué es la “zona habitable”?

Desde Publimetro conversamos con el astrónomo de la Universidad de Chile, Matías Vidal, quien nos explicó que la “zona habitable” es aquella donde la temperatura es idónea para la existencia de agualíquida. “Mientras más cercano al sol, el agua está en estado de vapor y mientras más alejado, al ser menor la temperatura, el agua se encuentra en estado sólido”, nos señaló el experto. Sin embargo, para Matías Vidal la escala que define la “zona habitable” no es tan cuadrada, por lo que no se podría asegurar hoy que sólo tres serían los planetas habitables. “Incluso podrían ser todos”, destacó el astrónomo. Dentro de las razones por la que la “zona habitable” podría variar, se encuentra el tamaño del la estrella (el sol es mucho más grande que la estrella del sistema Trappist) y también el calor que ésta emite.

ADVERTISING
La estrella del sistema Trappist posee un tamaño bastante menor al de nuestro sol, esto influiría en la emisión de calor.

Considerando que la estrella es de menor tamaño que el sol y por ende, podría emitir menos calor, los planetas que se encuentren cerca de esta estrella deberían tener temperaturas menores a las de los planetas cercanos al sol.

Esto podría influir significativamente en los límites establecidos como “zona habitable” y no se podrá determinar esa condición hasta que no se tenga mayor información. otro factor que influye en este tema es la distancia entre los planetas del nuevo sistema estelar, la que es bastante menor a la distancia existente entre los planetas de nuestro sistema solar.

Los planetas del sistema “Trappist” se encuentran a una menor distancia entre si.

Sobre esto, el astrónomo Matías Vidal nos explicó que el establecimiento de “zona habitable” que preliminarmente se había realizado, no es tan exacta. Si se observa la comparación de la “zona habitable” del sistema solar con la del nuevo sistema estelar, se puede apreciar que las zonas por temperatura trasladas gráficamente son idénticas, lo que podría variar, una vez se establezcan los niveles de temperatura que emite la nueva estrella de “Trappist”.

Información sobre la atmósfera 

Otra información clave para saber si existe vida en estos planetas son los datos que se pueden obtener analizando su atmósfera. Manuel Aravena, agrónomo PhD de la Universidad de Bonn e investigador del núcleo de astronomía de la Universidad Diego Portales, señaló a Publimetro que hoy “hay una serie de técnicas observacionales que podrian proveer esa información, sin embargo depende mucho de que tan brillante sean la estrella y los planetas. Lo que se podria hacer es usar una técnica llamada espectroscopia, y observar el sistema estrella-planeta antes y durante del “transito” (antes y durante el planeta pase delante de la estrella). La espectroscopia nos permitiría ver la composicion atmosferica de los planetas. Hay varias moleculas que se usan como “bio-trazadores”, como por ejemplo O2.”.

Si hay presencia de oxígeno o metano en la atmósfera de estos planetas sería indicio de que hay presencia de vida.

Sobre lo anterior, Matías Vidal, astrónomo de la Universidad de Chile, señaló que los principales indicadores de existencia de vida, presentes en las atmósferas son oxígeno y metano. Según el experto, si estos elementos se encuentran en la atmósfera “se podría relacionar con la existencia de vida. El oxígeno en la Tierra que está presente en la atmósfera es producido constantemente por plantas y bacterias. Esto es prueba de que en nuestro planeta se está produciendo oxígeno constantemente. Por lo que si se encontrara esta condición en alguno de los nuevos planetas, sería un muy buen indicador de que habría una bacteria, una planta o algo con vida que esté produciendo este oxígeno”.

Nuevo telescopio espacial

Esta información se podría obtener a través del nuevo telescopio espacial que reemplazará al “Hubble”. Se trata del “JWST” o “James Webb Space Telescope”. La historia de este proyecto se remonta a 1996, donde comenzó la planificación de uno de los proyectos más importantes y costosos que ha llevado a cabo la NASA. En colaboración con 17 países y sus diferentes agencias espaciales, se ponían en marcha las primeras ideas para la creación del telescopio espacial que sustituiría al Hubble. Originalmente fue bautizado como Next Generation Space Telescope o NGST.

Cuadro comparativo entre el “Hubble” y el “JWST”.

Luego, el año 2002 el proyecto fue renombrado en honor de James E. Webb, el segundo administrador de la NASA y pieza fundamental del programa “Apollo”. Este telescopio espacial será el más grande lanzado al espacio exterior y la fecha de su envío está programada para 2018.

El tamaño total y peso del “JWST” será de la mitad que el “Hubble”, pero su espejo primario será de 6,5 metros: seis veces más grande que el del Hubble. Esto permitirá captar la luz de las primeras estrellas y galaxias que han viajado por miles de millones de años hasta llegar a nuestro sistema solar, además de que será el encargado de sondear las atmósferas de planetas potencialmente habitables fuera de nuestra galaxia. Por esta razón el lanzamiento y funcionamiento de este nuevo telescopio espacial será clave.

Podríamos saber si en los nuevos planetas hay vida, en aproximadamente una década más según la Nasa.

La información que nos otorgue el “JWST” será lo que nos va a permitir saber si en los nuevos planetas hay vida o no. Según información publicada por la Nasa, considerando el lanzamiento de este telescopio y el tiempo que se requiere para obtener los datos y realizar la investigación, podríamos saber si en los nuevos planetas de “Trappist” hay vida en aproximadamente una década. 

Fotografía del telescopio que reemplazará al “Hubble” en el espacio. Se espera que su lanzamiento se realice el 2018.

Agregar un comentario

Top
Saltar a la barra de herramientas