Tú estás aquí
Home > Salud > DESTACANDO SU LEGADO, EQUIPO DE LA SEREMI DE SALUD MANIFIESTA SU TRISTEZA POR FALLECIMIENTO DE COMPAÑERO DE LABORES EDUARDO VELÁSQUEZ

DESTACANDO SU LEGADO, EQUIPO DE LA SEREMI DE SALUD MANIFIESTA SU TRISTEZA POR FALLECIMIENTO DE COMPAÑERO DE LABORES EDUARDO VELÁSQUEZ

Con gran tristeza comunicamos el fallecimiento de nuestro colega y compañero de labores Eduardo Velásquez Muñoz, quien dejó de existir esta madrugada a los 65 años de edad producto de un cáncer. Eduardo durante 30 años ejerció su profesión como enfermero y epidemiólogo en el Servicio de Salud Magallanes, y a partir del 2005 en la SEREMI de Salud.

Eduardo Velásquez destacó por su compromiso con la salud pública de la región, siendo un gran impulsor de la instalación y ejecución a nivel local del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), liderando innumerables campañas de vacunación en beneficio de la comunidad. A su vez, desarrolló una trascendental labor en materia de investigaciones epidemiológicas, recorriendo toda la región con el fin de responder oportunamente frente a situaciones que podrían representar un riesgo para la población, a través de operativos, campañas en terreno, educación comunitaria, entre otras.

La SEREMI de Salud de Magallanes, Mariela Rojas, manifestó su profundo pesar por la partida de su colega y amigo, con el cual compartió no solo como jefatura, sino también como docente de la carrera de enfermería en la Universidad de Magallanes, resaltando su constante apoyo y calidad humana, en los diversos ámbitos en que se desempeñó.

La Jefa del Departamento de Salud Pública de la SEREMI, Vivian Garay, expresó que todo el equipo de la Autoridad Sanitaria enfrenta esta pérdida con mucha pena, lamentando profundamente la pronta partida de un colega, amigo y de quien entregó siempre desinteresadamente su conocimiento a todos sus compañeros. “Él formó a muchas generaciones de enfermería de la Universidad de Magallanes y a muchos de nosotros que estamos trabajando. Era aquella persona que salía corriendo cuando alguien lo necesitaba. Fue parte de todos los programas que había en Salud Pública, tanto del Servicio de Salud, y ahora como SEREMI de Salud. Quien no va a recordar sus campañas y los grandes despliegues que realizaba. Es una partida que sentimos mucho y estamos seguros que va a dejar un legado muy bonito, que es el servicio público y la vocación. Nosotros nos sentimos como su segunda familia. Él nos enseñó lo importante que es la salud pública y servir a la comunidad. Siempre lo recordaremos”.

Vivian Garay destacó a Eduardo Velasquez por ser un hombre muy inquieto, alegre, siempre en terreno, asumiendo desafíos y siempre con una gran vocación para educar. El amor por la enseñanza lo llevó a ser profesor de numerosas generaciones de enfermeras y enfermeros, además de guía de tesis de la Universidad de Magallanes.

Otro de los ámbitos al cual dedicó sus energías en gran parte de su carrera, fue la temática de VIH e ITS, enfermedad que abordó epidemiológicamente y con un intenso trabajo educativo destinado a grupos de riesgo, a profesionales en formación en carreras de salud y a la preparación de consejeros. Durante estos últimos años de laborales, se dedicó a la formación de cientos de jóvenes como monitores en prevención de VIH e ITS.

Con sus propios compañeros de trabajo, compartió experiencias y grandes logros, que inclusive lo hicieron merecedor de un reconocimiento en la Cámara de Diputados destacándolo a él y sus acompañantes como “Héroes Anónimos”, al cumplir con su cometido de evaluar el riesgo sanitario en un punto de entrada al país, evitando así una emergencia sanitaria. Entre los reconocimientos recibidos, destaca el haber sido convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como consultor externo en una misión sanitaria desarrollada en Ecuador el 2012 con motivo de un brote de sarampión que afectaba a ese país. En la ocasión fue el único chileno que participó como consultor externo.

Con motivo de su jubilación el 26 de mayo pasado sus compañeros, colegas y amigos lo homenajearon y despidieron de su vida laboral con una emotiva cena que congregó a más de 140 personas.

Enviamos nuestras sinceras condolencias y cariños a su esposa Alicia Díaz Velasco, a sus hijos Eduardo y Gonzalo, a sus nietos: Elena y Lucas, y a toda su familia.

Sabemos que esta nota sólo representa una pequeña parte de la vida de nuestro compañero y amigo, Eduardo Velásquez Muñoz, pero es el deseo de plasmar brevemente su entrega como servidor público y el gran legado que nos ha dejado.

Agregar un comentario

Top