Tú estás aquí
Home > Ciencia > EXPERTOS CONCUERDAN EN QUE CONTROL DEL CASTOR ES FUNDAMENTAL PARA MITIGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

EXPERTOS CONCUERDAN EN QUE CONTROL DEL CASTOR ES FUNDAMENTAL PARA MITIGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

Los bosques nativos y las turberas son ecosistemas valiosísimos para lograr el objetivo global de mitigar el cambio climático, temática que concentrará el interés del mundo en nuestro país durante la celebración de la COP25, en diciembre próximo. En esta cumbre medioambiental, los países participantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, deberán informar las denominadas Contribuciones Nacionales Determinas (NDC), compromisos efectivos para contribuir en la disminución de gases de efecto invernadero.

La importancia de que Chile valore la gestión de las especies exóticas invasoras (EEI) e incorpore este objetivo como una de las Contribuciones Nacionales Determinadas en el marco de la COP25, fue uno de los temas que se abordaron durante la realización de la reunión anual de los socios del Proyecto GEF Castor.
Al cumplirse el segundo año de implementación del Proyecto, sus principales socios se reunieron para evaluar las acciones realizadas a la fecha, revisar los avances en materia de investigación, y establecer los desafíos para los próximos años. El Proyecto “Fortalecimiento y desarrollo de instrumentos para el manejo, prevención y control del castor (castor canadensis)” es financiado por el Global Enviroment Facility (GEF), ejecutado por el Ministerio de Medio Ambiente e implementado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Sus socios son el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y la ONG Wildlife Conservation Society (WCS).

Hivy Ortiz, Oficial Forestal de la FAO, fue enfática en señalar que “Chile está apuntando a carbono neutral para el 2050. Dentro de los ecosistemas más relevantes para el almacenamiento de carbono, están las turberas y los ecosistemas que tenemos en el sur. Si no se toman acciones específicas de manejo de la especie invasora que está afectando este tipo de ecosistemas, será mucho más difícil para Chile alcanzar este objetivo”. Agregó que si no se adoptan acciones decididas para el manejo y control de las EEI, la degradación va a continuar. “En Magallanes, las zonas de turberas actúan como una esponja de absorción de carbono”, indicó, por lo cual la región y el país deben tomar conciencia de la urgencia de actuar en el manejo de su principal amenaza: el castor.
Charif Tala, director del Proyecto GEF Castor y jefe del Departamento de Conservación de Especies del Ministerio del Medio Ambiente, indicó que si bien durante la COP25 no existirá una exposición específica del Proyecto GEF Castor, “queremos que cuando se trate el tema de las turberas, mostremos el riesgo de pérdida de ellas debido a la invasión de castores”.
En cuanto a los logros y desafíos que pudieron analizarse en el marco de la reunión anual, Charif Tala señaló: “Un proyecto como este marca una mirada distinta respecto de cómo se abordaba el tema hasta ahora. Estamos tratando de integrar a todos los actores dentro de la elaboración de un formato de gobernanza y una estrategia de intervención. A la hora de la implementación nos damos cuenta que hay un desafío muy grande y que hay que acelerar algunos procesos del proyecto y tener una llegada con algunos tomadores de decisión como Intendencia, gobernaciones, consejos regional y otros actores que no se habían vislumbrado en su momento”.
Por su parte, Eve Crowley, representante en Chile de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), subrayó que la relevancia de este proyecto radica en que se diseñará una estrategia que permitirá al país hacerse cargo de un problema fundamental para la conservación de la biodiversidad. “El Estado ya reconoció la importancia de conservar la biodiversidad única en Chile y en La Patagonia que está bajo amenaza por causa del castor. Es una entre muchas otras especies exóticas invasoras que amenaza la biodiversidad en Chile. Un estudio realizado en 2017 calculó los daños de siete EEI, cuyos resultados arrojaron que el Estado pierde 87 millones de dólares al año, y los daños del castor por sí solo representan unos 733 mil dólares al año, lo que sumado a los gastos ya efectuados por el Estado entrega una pérdida de 70 millones de dólares proyectada para 20 años”. Agregó que de las 31 mil especies nativas existentes en Chile, un 25% está presente solo en el país, lo que da cuenta de un alto nivel de endemismo, y explica el interés de la comunidad global por la conservación de nuestro patrimonio natural.

Agregar un comentario

Top